Biografía de Escritores Argentinos Headline Animator

Gustavo Adolfo Bécquer

1805
El 22 de enero nace en Sevilla José Domínguez Insausti (más conocido después como pintor con el nombre de José Domínguez Bécquer), padre de Valeriano y Gustavo Adolfo. El apellido Bécquer (o Becker) procede de sus antepasados, oriundos de Flandes y que habían llegado a Sevilla a finales del siglo XVI o comienzos del XVII, formando parte después de la nobleza urbana. Desde 1622 contaban con capilla sepulcral en la catedral de Sevilla.
José Domínguez Bécquer mantuvo buenas relaciones con otros pintores románticos notables y tuvo buena clientela española y europea.

1827
El 25 de febrero, apadrinados por el pintor Antonio María Esquivel, José Domínguez Bécquer y Joaquina Bastida de Vargas contraen matrimonio en Sevilla.

1833
El 15 de diciembre nace en Sevilla Valeriano Domínguez Bastida Insausti de Vargas Bécquer Bausa, que será conocido como pintor con el nombre de Valeriano Domínguez Bécquer.


1836
El 17 de febrero nace en Sevilla Gustavo Adolfo Domínguez Bastida Insausti de Vargas Bécquer Bausa, que será conocido como poeta con el nombre de Gustavo Adolfo Bécquer.

1841
El 26 de enero muere en Sevilla José Domínguez Bécquer.

1846
El 1 de marzo Gustavo Adolfo ingresa en el Colegio de Náutica de San Telmo de Sevilla. Conoce allí a Narciso Campillo con quien escribe un drama -Los conjurados- y una novela jocosa: El bujarrón en el desierto. Y, por supuesto, centenares de versos siguiendo las enseñanzas de Retórica de Francisco Rodríguez Zapata, poeta sevillano discípulo de Alberto Lista.

1847
El 27 de febrero muere en Sevilla Joaquina Bastida de Vargas, siendo recogidos los huérfanos por su tía María Bastida y otros familiares.

El 7 de julio es suprimido por Real Orden el Colegio de Náutica de San Telmo con lo que Gustavo Adolfo debe reorientar sus estudios.

En casa de su madrina, Manuela Monehay Moreno, Gustavo Adolfo realiza numerosas lecturas y se inicia en la escritura de poemas.


1849
Gustavo Adolfo publica sus primeros poemas en la revista sevillana El Regalo de Andalucía, que dirigía Carlos Jiménez Placer.

Una serie de «Autógrafos juveniles» escritos o copiados en un Libro de cuentas (ed. L. Romero, 1993) testimonian los tanteos literarios y plásticos de Gustavo Adolfo en aquellos años.

La admiración por Alberto Lista queda manifiesta en estos escritos juveniles o en la Oda a la muerte de Alberto Lista impresa en la Corona poética a Lista. Un fragmento:

Pero mirad, mirad. Ya Melpómene
de entre el lloroso grupo se levanta,
toma la lira, y con acento triste
canta; escuchemos.

«¿Quién cortó -dice- la preciosa vida
del cisne de la Bética, qué mano
impía de las ondas siempre claras
del Betis arrancó su amado hijo?
¿Quién fue el osado?

Llorad, musas, llorad, y descompuestas
las trenzas del cabello dad al viento;
la Parca fue quien de su vida el hilo
cortó inmutable.»


1850
Gustavo Adolfo ingresa en el taller de pintura de Antonio Cabral Bejarano, que se encontraba en el Museo Provincial de Bellas Artes. Allí, Valeriano y Gustavo Adolfo se familiarizaron con la pintura sevillana del Siglo de Oro, en cuya copia -Murillo sobre todo- se especializó Valeriano.

1852
Gustavo Adolfo ingresa en el taller de pintura de Joaquín Domínguez Bécquer (primo de su padre), que se encontraba en los salones altos del Alcázar y al que asistía ya Valeriano.

El 17 de septiembre firma Gustavo Adolfo su Oda a la señorita Lenona en su partida.

1853
Gustavo Adolfo publica en diciembre en El trono y la nobleza (Madrid) su soneto, «Homero cante a quien su lira Clío...». Más adelante, publicará el romance «La plegaria y la corona» («Como la blanca azucena»).

Gustavo Adolfo colabora en publicado el las revistas sevillanas La Aurora y de El Porvenir. Franz Schneider dio noticia de algunos otros textos de aquel año: «Anacreóntica» y «Las dos (Juguete romántico)».

Los dos hermanos se familiarizan con el mundo de la ópera, que gozaba de gran prestigio en Sevilla y en cuyo repertorio predominaban los italianos Donizetti, Verdi, Bellini y Rossini.

1854
Durante la primavera y verano de este año mantiene Gustavo Adolfo relaciones con Julia Cabrera, su primera novia (según Rafael Montesinos).
En el mes de julio inician los dos hermanos un álbum satírico donde se burlan del movimiento revolucionario estallado el 18 de julio: Los Contrastes o Álbum de la Revolución de julio de 1854, por un Patriota (Rafael Montesinos).

En octubre, Gustavo Adolfo llega a Madrid hospedándose en una pensión de la calle Hortaleza. Relaciones amistosas con los jóvenes literatos Julio Nombela y Luis García Luna.
A finales de año reside en la pensión de la sevillana doña Adela con Luis García Luna.

Escribe por entonces Gustavo Adolfo el soneto «Céfiro dulce, que vagando alado», buena muestra de su aprendizaje clasicista:

Céfiro dulce, que vagando alado
entre las frescas, purpurinas flores,
con blando beso robas sus olores,
para extenderlos por el verde prado;
las quejas de mi afán y mi cuidado

las quejas de mi afán y mi cuidado
lleva a la que, al mirar, mata de amores,
y dile que aún alivio a mis dolores
dé y un consuelo al ánimo angustiado.

Pero no vayas, no; que si la vieras
y tomando sus labios por claveles
el aroma gustar de ellos quisieras,

cual con las otras flores hacer sueles,
aunque a mi mal el término pusieras
tendría de tu acción celos crueles.


Continúa... en la propia fuente.

Fuente: Cronología de Gustavo Adolfo Bécquer. Rubio Jiménez, Jesús. En Cervantes Virtual

Lectura recomendada

Vida y Obra

Cuentos
El Monte de las Animas
Los ojos verdes
El miserere

Poesías
Rimas y leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer
Rimas I
Rimas II
Buscar por título o Autor

Búsqueda personalizada