Biografía de Escritores Argentinos Headline Animator

Alexander Pushkin

Aleksandr Sergéyevich Pushkin (Алекса́ндр Серге́евич Пу́шкин) (Moscú, 6 de junio de 1799 – San Petersburgo, 10 de febrero de 1837) fue un poeta y novelista romántico ruso, fundador de la literatura rusa moderna.

Fue pionero en el uso de la lengua vernácula en sus poemas y obras, creando un estilo narrativo —mezcla de drama, romance y sátira— que fue desde entonces asociado a la literatura rusa e influyó notablemente en las posteriores figuras literarias como Gógol, Dostoyevski, Tolstói, Tiútchev, así como los compositores rusos Chaikovski y Músorgski.

Fue hijo de Sergéi Pushkin, descendiente de una de las más antiguas familias de la aristocracia rusa cuya historia se remonta al siglo XII y bisnieto, por la rama materna, de Abram Ganníbal. Este príncipe etíope fue capturado de niño por esclavistas al servicio de los otomanos y trasladado a Rusia, donde se convirtió en jefe militar, ingeniero y noble tras su apadrinamiento por Pedro I el Grande. El zar le dio su patronímico (Petróvich, hijo de Pedro).

Su abuela materna y su aya, una humilde campesina, por las cuales sintió una devoción inmensa hasta el fin de sus días, le inculcaron un profundo amor por los cuentos y la poesía popular rusa, hecho de notar, ya que en su familia se hablaba francés, como era propio en la aristocracia rusa; Pushkin recibió sin embargo una esmerada educación literaria basada principalmente en la literatura y la lengua francesa. Lector incansable desde temprana edad, causaba asombro su facilidad para improvisar imitaciones de sus maestros: Molière, Voltaire, Parny y los ingleses Byron y Shakespeare. En 1814 ya consiguió ver un texto suyo publicado en la revista Le Messager de l’Europe, su epístola "Al amigo poeta" ("К другу стихотворцу" - K drugu stijotvortzu). No hizo gran caso de los estudios, pues una sola pasión le devoraba, la de la lectura voraz y compulsiva de la biblioteca de su padre, formada por 3000 volúmenes, casi todos en francés. Además, la casa de sus padres era teatro de unas tertulias literarias a las que acudían Karamzín, Bátiushkov, Dmítriev y otros, y su tío carnal, el poeta Vasili Lvóvich Pushkin, hombre culto, bibliófilo, alegre y vividor, de brillante ingenio y verbo fácil, animó y admiró en todo momento a su sobrino y fue su refugio, apoyo y defensa en los momentos difíciles.

Realizó sus estudios en el Liceo Imperial de Tsárskoye Seló, cerca de San Petersburgo (1811-1817), llamado posteriormente “Liceo Pushkin” en su honor, donde comenzó a escribir su primer poema largo Ruslán y Liudmila, publicado en 1820 entre grandes controversias debido al tema y al estilo. Este poema echó por tierra los cánones poéticos del Neoclasicismo desconcertando a los poetas oficiales y obteniendo un gran triunfo entre los lectores. Uno por uno los poetas veteranos le fueron declarando su admiración: Derzhavin, Zhukovski...

Tras terminar su formación académica se instaló en San Petersburgo, entrando a formar parte de la vibrante y áspera cultura de la juventud intelectual de la capital donde su talento ya era ampliamente reconocido.

En 1820 entró a trabajar en el Ministerio de Asuntos Exteriores y se empezó a implicar gradualmente en los movimientos de reforma social, convirtiéndose en portavoz de los literatos radicales tras haber escrito algunos poemas sediciosos como Oda a la libertad, que molestó a las autoridades, de forma que el propio zar Alejandro I estuvo a punto de desterrarlo a Siberia; sin embargo sus eficaces protectores y admiradores lo aplacaron y fue enviado desterrado a Yekaterinoslav (ahora Dnipropetrovsk), al servicio del general Ínzov; pero allí el poeta enfermó de fiebres y fue acogido en la familia del general Rayevski, con la que marchó al Cáucaso y a Crimea. Los paisajes y gentes del Cáucaso impresionaron al poeta; allí compuso el poema romantico El cautivo del Cáucaso, entre 1820 y 1821. Este último año, y siempre al servicio de Ínzov, se trasladó a Kishiniov, capital de Besarabia, permaneciendo allí de 1820 a 1823; allí escribió los poemas Gabrielada, 1821, Los hermanos bandoleros, 1822, inspirado en Schiller, La fuente de Bajchi Sarái, 1823, ambientado en el último janato tártaro de Crimea, y las poesías La daga, La guerra y Eleutheria. También en esos lugares inició, en mayo de 1823, su obra cumbre, la novela en verso Yevgeni Onegin. En Kishiniov ingresó en la logia masónica Ovidio; pero su vida disoluta, las juergas, correrías, amoríos, la pasión por los naipes y el juego, dos duelos y su convivencia durante dos meses con una tribu de gitanos agotaron la paciencia de Ínzov y Pushkin fue enviado a Odesa a las órdenes del general Voronstov.

Allí entró de nuevo en conflicto con el gobierno. La disciplina militar no se avenia con el carácter del poeta y empezó a galantear a la hija del general, y parece que a ella no le desagradaba; pero un magistral epigrama sobre el carácter del general Voronstov motivó su destierro y arresto domiciliario en la finca de su padre: Mijáilovskoye, provincia de Pskov de 1824 a 1826. Se despidió de Odesa con su poema Al mar, de 1824.

En Mijáilovskoye, tras la reprimenda paterna y acogido por su amada aya, Pushkin compuso seis capítulos de Yevgeni Onegin, el drama histórico Borís Godunov 1825 sobre la tragedia del zar Boris Godunov, el poema El conde Nulin, publicado en 1825 y el poema Los gitanos, publicado en 1827.

Entonces estalló la rebelión de los decembristas, y el duro castigo infligido a sus miembros, casi todos poetas y amigos de Pushkin, le afectó profundamente. Estos eran los llamados poetas decembristas o pléyade decembrista, un grupo de poetas románticos surgidos a la sombra de la sublevación del 14 de diciembre de 1825, instigada por la ilegal Sociedad del Norte constituida en San Petersburgo entre 1821 y 1825; de origen aristocrático, partícipes o simpatizantes del movimiento de los decembristas, la mayoría sufrieron trabajos forzados o deportación; fueron vates de las libertades individuales y cívicas en la poesía rusa del Romanticismo, como Ryléyev, Küchelbecker, Odóyevski, Rayevski, Bestúzhev, etcétera.

Sin embargo, se le permitió visitar al zar Nicolás I para exponer una petición de liberación, que consiguió y, aunque aparentemente Pushkin no había participado en la rebelión de diciembre de 1825 en San Petesburgo, algunos de los insurgentes tenían entre sus papeles sus primeros poemas políticos, por lo que pronto se vio bajo un estricto control por parte de los censores del gobierno y se le impidió viajar y publicar libremente. La obra que se convertiría en la más famosa de su carrera, el drama Borís Godunov, escrita mientras residía en la hacienda materna, no obtuvo el permiso de publicación hasta cinco años después.

A la muerte del zar Alejandro I le sucede Nicolás I, que toma bajo su protección al escritor permitiéndole regresar a Moscú. En 1826 regresó a Moscú y en 1829 fue recibido por el zar Nicolás I, quien decidió personalmente ser el censor de las obras de Pushkin. Para entonces sus escritos se editaban en tiradas enormes y el poeta cobraba unos honorarios muy sustanciosos, llegándosele a pagar 10 rublos por cada estrofa de Yevgeni Oneguin, suma realmente fabulosa. En 1829 regresó a su querido Cáucaso y recogió sus impresiones en Viaje a Arzerún 1835. De esa época data Poltava (1828-1829), poema dedicado a ensalzar la gloria de Pedro el Grande en la Batalla de Poltava. Escribe entonces Los relatos de Belkin (Повести покойного Ивана Петровича Белкина - Póvesty pokóynogo Ivana Petróvicha Bélkina) (1830) que describen la vida rusa.

Al volver a Moscú en 1830 conoció a Natalia Goncharova, una de las mujeres más bellas de su época. Se retiró a una finca paterna a Bóldino, provincia de Nizhni Nóvgorod. Bóldino fue un periodo mágico en su obra - durante el otoño de Bóldino allí escribió la Historia de la aldea Goriújino, precedente de la sátira de Saltykov-Shchedrín, y Las pequeñas tragedias - Mozart y Salieri, El caballero avaro, El convidado de piedra (versión del tema de Don Juan), Banquete durante la peste y La casita en Kolomna en prosa. Otros ocho capítulos de Yevgeni Onegin y numerosas poesías líricas. Se casó con Natalia Goncharova en 1831 tras ser rechazado una primera vez, en 1830. Ingresa el mismo año de su boda, 1831, en la Cancillería de Asuntos Exteriores con un sueldo especial de 5000 rublos.


En 1831 conoce a Nikolái Gógol con quien entablará una buena amistad estableciéndose entre ambos una relación de mutuo apoyo. Las historias cómicas de Gógol ejercieron gran influencia en la prosa de Pushkin, quien, tras leer los volúmenes de historias cortas Tardes en una granja cerca de Dikanka publicados en 1831-32 lo apoyaría críticamente y más tarde, en 1836, tras lanzar su revista El Contemporáneo ("Sovreménnik") publicaría en ella algunas de las narraciones cortas más famosas de Gógol.

En la década de los treinta compuso El cuento del pope y su bracero Baldá, 1830, los cuentos El zar Saltán, 1831; El pescador y el pececillo, 1833; La princesa muerta y los siete gigantes, 1833; El gallo de oro, 1834... En 1832 inicia su novela en prosa Dubrovski, cuyo argumento discurre en un ambiente de pequeños terratenientes de provincias; Historia de la revuelta de Pugachov, 1834, acertada incursión en la investigación histórica; la novela en prosa La hija del capitán, 1836, donde se describe también noveladamente el motín campesino acaudillado por Pugachov, el poema El caballero de bronce, de 1833, dedicado a la figura del zar Pedro I, etcétera. Ya en 1833 es elegido miembro de la Academia Rusa.

Pushkin tenía que hacer frente a numerosísimos gastos (un hijo nuevo cada año, dos hermanas solteras de su esposa que vivían con él; su afición al juego, las frecuentes pero caras fiestas, bailes y recepciones con que se entretenía su esposa...) con un trabajo literario incesante y, a pesar de lo bien retribuido que estaba su trabajo, acumuló enormes deudas; en 1836 emprendió la publicación de la revista literaria El Contemporáneo para aliviar su situación, revista que llegaría a adquirir un máximo prestigio en las letras rusas.

Sin embargo, las envidias le acechaban y, el 27 de enero de 1837, a los 37 años, Pushkin es mortalmente herido en un duelo mantenido con el militar francés Georges d’Anthés, ahijado del embajador holandés, en las afueras de San Petersburgo, a causa de la actitud provocadora de éste para con su esposa. Le manipularon el arma, por lo que el poeta no pudo defenderse. Lermontov escribió entonces en honor póstumo a Pushkin La muerte del poeta ("Смерть Поэта" - Smert' Poeta).

El gobierno ruso, que temía una manifestación política durante su funeral, trasladó el cuerpo en secreto a medianoche a un monasterio cerca de Mijáilovskoye, la hacienda de su madre, donde le dieron sepultura con la única asistencia de parientes y amigos. El zar pagó sus deudas y pensiones para su familia.



Fuente: Wikipedia
Buscar por título o Autor

Búsqueda personalizada