Biografía de Escritores Argentinos Headline Animator

Emilia Pardo Bazán

Nació el 16 de septiembre de 1851 en La Coruña , una de las ciudades principales de Galicia, España.
Su padre, Don José Pardo Bazán, era una figura política. Estimulaba la lectura y los estudios en su hija unigénita, Emilia. Su madre, Amalia de la Rúa le enseñó a leer y más tarde le ayudaría a liberarse de muchas tareas domésticas para que Emilia pudiera dedicar más tiempo a la lectura y la escritura. Poco después del nacimiento de Emilia la familia se mudó a una casa en un barrio aristocrático y tranquilo en la Calle de las Tabernas.
Poseían otras dos residencias, una cerca de Sangenjo, un pueblo de pescadores, y la otra en las afueras de La Coruña, el Pazo de Meirás.

La biblioteca de su padre le proporcionaban el acceso a una gran variedad de lecturas. En la casa de Sangenjo encontró Don Quijote y la Biblia. En la casa de La Coruña leyó La conquista de México de Solís y Varones ilustres de Plutarco. Los libros sobre la revolución francesa le fascinaban y sus preferidos eran Don Quijote, la Biblia y la Ilíada.

A los nueve años Emilia Pardo Bazán comienza a demostrar interés en la escritura. Ella misma recuerda, "Mi primer recuerdo literario se remonta a una fecha histórica señalada y ya distante: la terminación de la guerra de Africa, acontecimiento al cual rendí las primicias de mi musa....Y viendo que no me hacían caso ninguno, ni tenía con quién desahogar mi entusiasmo, me refugién en mi habitación y garrapateé mis primeros versos, que barrunto debía de ser unas quintillas."
Como adolescente escribió más versos y los publicó en el Almanaque de Soto Freire.

Cuando la familia iba a Madrid durante los inviernos Emilia asistía a un colegio francés protegido por la Real Casa, donde fue introducida a la obra literaria de La Fontaine y Racine. A los doce años la familia decide quedarse en La Coruña durante los inviernos y allí estudia Emilia con instructores privados. Se sale del ritual de la educación femenina al negarse a tocar el piano y a tomar clases de música. Dedica todo el tiempo posible a su verdadera pasión, la lectura.

En 1868, año de la Gloriosa revolución, ( revolución que acabaría con el reinado de Isabel II), contrae matrimonio a los diez y siete años con José Quiroga. Vivieron en Santiago durante el invierno del '68 y '69; Emilia ayudaba a su marido con sus estudios de derecho. Cuando el padre de Emilia es nombrado Diputado de Cortes toda la familia se traslada a Madrid, incluso el joven matrimonio. En Madrid asisten a conciertos y a fiestas populares y Emilia llega a conocer la ciudad y el ambiente madrileño. Tras la entrada de Amadeo de Saboya y la guerra carlista, José Pardo Bazán se desilusionó con la política y toda la familia se marchó a Francia. Viajaron por Europa-Inglaterra, Italia, Alemania... donde Emilia aprende inglés y alemán. Además descubre la literatura francesa que dejará un gran impacto en ella.
Su iniciación en el mundo literario comienza en 1876 al ganar el primer premio por el Estudio crítico de Feijoo , competencia en la que también participó Concepción Arenal. Este mismo año dio a luz a su primer hijo, a quien le dedica un libro de poemas bajo su propio nombre, Jaime que resultaría ser su único libro de poesía.
Escribió su primera novela, Pascual López, el año en que nació su segundo hijo, Blanca. Una dolencia hepática en 1880 obligó a la escritora a pasar algún tiempo en Vichy. Durante este período descubre el naturalismo de Zola, conoce personalmente a Hugo , y empieza a interesarse en esta nueva tendencia literaria.
En el periódico madrileño "La época" publica "Un viaje de novios" que era un relato novelesco de sus propias memorias del viaje a Vichy. Su última hija, Carmen, nace en 1881.

En el periódico madrileño mencionado arriba publica unos artículos que habían de integrarse en el libro La cuestión palpitante en el que explica el movimiento literario del naturalismo. Su propósito era la siguiente: "Mi objeto era decir algo, en forma clara y amena, sobre el realismo y el naturalismo, cosas de que se hablaba mucho, pero con ligereza y sin que nadie hubiese tratado el asunto de propósito...Siempre me sorprenderá el extraordinario dinamismo de aquel librejo tratando al correr de la pluma, en que lo único calculado es la impremeditación y espontaneidad, que procuré para quitarle todo sabor didáctico."

La publicación de La cuestión palpitante creó un gran escándalo y su marido horrorizado por la situación le exigió a Emilia que cesara de escribir y que se retractase públicamente de sus escritos. A consecuencia de estos problemas matrimoniales Emilia decide separarse de su marido dos años más tarde, en 1884. En este año publicó La ama joven, que trata acerca de crisis matrimoniales.

Su terca novela, La Tribuna, publicada en 1882 es considerada como su primera obra naturalista. En esta obra Pardo Bazán estudia el ambiente y los tipos de la cigarreras en la fábrica de tabacos en La Coruña. Benito Pérez Galdós también obtuvo documentada información sobre la mendicidad madrileña para su obra Misericordia. Estos dos escritores tuvieron una relación amorosa que duró más de veinte años.

En 1886 conoció a Zola y en ese viaje a Francia descubrió la moderna novela rusa. Esas lecturas le impulsan a presentar en el Ateneo de Madrid un trabajo sobre La revolución y la novela en Rusia, en 1887.

Continúa escribiendo ferozmente y en los años '86 y '87 produjo Los pazos de Ulloa y La madre naturaleza.
En 1890 muere el padre de pardo Bazán y aprovecha la herencia para crear una revista escrita por ella sola, El Nuevo Teatro Crítico, nombre que recuerda la obra de Feijoo, Teatro crítico universal.
Asiste a congresos como el Congreso Pedagógico en donde denuncia la desigualdad educativa entre el hombre y la mujer. Aún consciente del sexismo dentro de los círculos intelectuales propone a Concepción Arenal a la Academia Real de la Lengua, pero es rechazada. La Academia tampoco aceptaría a Gertrudis Gómez de la Avellaneda ni a ella.

Sin embargo, en 1906 llegó a ser la primera mujer en presidir la Sección de literatura del Ateneo de Madrid y la primera en ocupar una cátedra de literatura en la Universidad Central de Madrid, aunque solo asistió un estudiante a clase.
Muere Pardo Bazán en 1921 en Madrid.

Fuente: Universidad de Michigan

Cuentos para leer:
La moneda del mundo
Cometaria
Buscar por título o Autor

Búsqueda personalizada