Biografía de Escritores Argentinos Headline Animator

Quentin Blake


 nació en Sidcup, Kent (Inglaterra) en 1932. Estudió la carrera de Lengua Inglesa en el Downing College, de Cambridge, y al terminar realizó un posgrado en Educación en la Universidad de Londres. Blake no tuvo una educación artística formal sino que, paralelamente a sus estudios en Londres, siguió un curso a tiempo parcial en el Chelsea Art School. Su primer dibujo fue publicado en la revista Punch cuando tenía 16 años.
Quentin Blake siempre se ha ganado la vida como ilustrador aunque también ha sido profesor; él mismo afirma: "enseñar nunca ha sido una necesidad... simplemente lo disfruto". Durante diez años fue el director del Departamento de Ilustración del Royal College of Art, donde actualmente es Profesor Honorífico.
Su estilo es comentado por los críticos como "incomparable", "inimitable", "inconfundible". La especialista Joanna Carey lo relaciona con "la letra familiar de un amigo que cualquier niño es capaz de reconocer fácilmente".
Realizó su primera ilustración para niños en 1960 y el primer libro que escribió e ilustró fue Patrick, publicado en 1968. Hasta la fecha ha publicado 25 libros de su autoría y ha ilustrado muchísimos otros de los más reconocidos autores, especialmente ingleses y estadounidenses, como Roald Dahl, Joan Aiken, Michael Rosen y Margaret Mahy.
Su exitosa colaboración con Roald Dalh comenzó en 1975, cuando fueron presentados por su editor, Tom Maschler. Éste recuerda que al principio hubo algunos problemas: "Cuando le propuse a Roald Dahl las ilustraciones de Quentin Blake por primera vez, Roald objetó el trabajo de Quentin y dijo que prefería alguien más naturalista, por ejemplo un artista que no chocara con el texto. Quentin venció totalmente este obstáculo. Roald llegó a sentir que el trabajo de Quentin complementaba el suyo y que incluso era el intérprete ideal". Esto lo confirmó el mismo Roald Dalh: "Nadie puede alcanzarlo. Él tiene el mágico don de dibujar un personaje en una página exactamente como uno lo había imaginado"
La generosidad de Blake ayuda a explicar este suceso en el arte de la colaboración: "Algunos ilustradores sólo se sienten realmente felices cuando trabajan en un libro que ellos han inventado totalmente; pero yo disfruto trabajando con los textos y las ideas de otras personas tanto como con las mías. Es como si me hubieran dado una entrada para visitar la imaginación de alguien, y uno nunca sabe bien qué va a encontrar allí."

Buscar por título o Autor

Búsqueda personalizada