Biografía de Escritores Argentinos Headline Animator

Leopoldo Alas

Leopoldo Alas Ureña (Clarín)

(Zamora, 1852-Oviedo, 1901)

Hijo de una familia liberal, pasó su infancia entre León y Guadalajara, y a los siete años llegó a Oviedo, ciudad en la que transcurrió gran parte de su vida. La revolución de septiembre de 1868 despertó su entusiasmo político, que poco después le llevaría a interesarse por las ideas republicanas que defendería durante toda su existencia. Licenciado en derecho por la Universidad de Oviedo, en 1871 se trasladó a Madrid, donde residió hasta 1882. Allí entró en contacto con los grupos krausistas, fundó una tertulia con Armando Palacio Valdés y Pío Rubín en la Cervecería Inglesa de la carrera de San Jerónimo, y se hizo asiduo del Ateneo.

Comenzó su carrera periodística dándose a conocer como crítico literario y articulista satírico en las publicaciones radicales de la época. En abril de 1875 utilizó por primera vez el seudónimo que le haría famoso, Clarín, para firmar un artículo en el periódico «El solfeo». Cuatro años más tarde, en pleno auge del realismo, publicó una novela corta, «Pipá», y en 1883 regresó a Oviedo para ocupar la cátedra de derecho romano.

Un año antes había empezado la redacción de su obra maestra, «La Regenta», cuyo primer tomo apareció en 1884. La ciudad asturiana (llamada Vetusta en la novela) se horrorizó ante el retrato hecho por Clarín con toda la crueldad de lo verídico, y tras la publicación del libro se desataron las protestas y el escándalo. Pérez Galdós y Armando Palacio Valdés se hicieron eco del acontecimiento; pero, salvo por estas excepciones, poca fama tuvo Alas como novelista. La misma indiferencia rodeó su segunda y última novela larga, «Su único hijo» (1891), o las recopilaciones de sus relatos en diversos volúmenes, «Doña Berta, Superchería y Cuervo» (1892). Tres años después fracasó el estreno de su única obra teatral, «Teresa».

Durante largo tiempo fue el gran olvidado del siglo XIX literario español, a pesar de que su obra crítica se alza como la más aguda de su época, de que su periodismo posee una inequívoca veracidad y de que su narrativa se erige como la concienciasin paliativos de una de las épocas más duras de la historia de España.

Fuente: http://www.ale.uji.es/regent.htm

Adiós Cordera
Un voto
La yernocracia
En el tren
El gallo de Sócrates
El entierro de la sardina
El dúo de la tos
Buscar por título o Autor

Búsqueda personalizada